Provincia de Alicante

FUENTES DEL ALGAR

A tan sólo 700 metros de nuestro colaborador Camping Fonts del Algar y en las proximidades del Camping Santa Clara,  se encuentra un auténtico paraíso natural poco conocido que desde campingcararea.com, os recomendamos con total convicción. Si decidís pasar un pasar un día diferente en un ambiente alternativo a los días de playa, la visita a las Fuentes del Algar, en Callosa d’En Sarrià es la opción ideal.

Si eres de los que prefieren pernoctar en un Área disfrutando de todos los servicios, también tienes a tu disposición los establecimientos de nuestro colaboradores del Área Sol de Calpe Austral y el Área Sol de Calpe Boreal a tan sólo 20 kms de este increíble y refrescante paraíso.

El Área de la Granja de Masphaël es la opción ideal para los que quieren estar más próximos a la ciudad de Alicante, a tan sólo una hora de este enclave natural.

Una vez salimos del camping de Santa Clara en Altea, las fuentes se encuentran a algo menos de 20km. Nos dirigimos dirección Callosa d’En Sarrià (sin pérdida porque las indicaciones son muy claras), y en pleno centro del pueblo encontrarás una rotonda con indicaciones hacia la carretera de Tárbena y Bolulla, y también a las mismas Fuentes del Algar.

A tan sólo unos 2 kilómetros empezarás a ver carteles de aparcamiento. El primero de ellos es gratuito, aunque te queda a más de 500 metros de las Fuentes y un paseo por una carretera muy estrecha hasta llegar a ellas. A unos 300 metros encontrarás varios parkings, y en un entorno más seguro para llegar hasta las Fuentes.

Nuestra recomendación desde campingcararea.com, es que los visitantes se lleven su propio picnic para comer en las áreas habilitadas. Recuerda que no podrás comer fuera de esas zonas restringidas.

Cuando llegues al recinto de Las Fuentes, deberás seguir un estrecho camino, que tras bajar unas escaleras te llevará a las taquillas, donde podrás sacar tus entradas. El precio de la entrada a las Fuentes del Algar varía en función de la fecha que escojas, pero es siempre bastante económico.

 Ya estás en Las Fuentes del Algar. Ahora toca disfrutar de la ruta y de sus espectaculares baños en sus paradisíacos rincones.

 

 

Una vez pasemos las calderas estarás junto a la Font del Moro, desde donde accederemos directamente al Toll de la Caldera. Allí mismo se encuentra la cascada principal. Quizás al principio seas algo reacio/a a darte un baño, ya que puedes encontrar en principio el agua más fría. Además, seguramente te dé la sensación de que las corrientes son algo más rápidas por tener a pocos metros esa gigantesca cascada.

 Las panorámicas de este toll son excepcionales. Por ello debes llevar siempre tu cámara de fotos, lo que te permitirá inmortalizar los momentos más especiales junto a esta enorme catarata.

Pero a lo largo de ese atractivo recorrido que vas a iniciar por los tolls de Las Fuentes del Algar, llegará el momento en que no puedas evitar parar y darte un baño en cada una de esas llamativas playas de río, tan características de las Fuentes del Algar.

El camino es agradable y encontrarás innumerables zonas de sombra, pero sí que es cierto que deberías llevar el calzado más idóneo para no hacerte daño con las piedras, sobre todo si te metes dentro del agua. Por otro lado, también encontrarás entre los tolls, algunos accesos o tramos algo más complejos, que aunque no son nada peligrosos, debes tener cuidado para no resbalar. Lo ideal sería llevar un calzado cómodo para andar, y otro alternativo para cuando te bañes o andes por el agua, lo cual es también muy habitual (chanclas o calzado de agua).

 

 

Una vez dejes atrás el Toll de la Caldera, pasaremos por el Toll Blau y el Toll del Baladre. Este último, al igual que la Playa de la Tribu, son ideales para que los niños disfruten del agua y de sus juegos, como si de unas pequeñas calas se tratase. Además, son bastante seguras por su poca profundidad.

Entre el Toll del Baladre y la playa de la Tribu encontrarás otros algo más sencillos, que son el Toll de la Presa y el Toll de la Figuera. Desde el Toll de la Presa, podrás también tomar unas fantásticas fotos.

Tras pasar la popular Playa de la Tribu, el camino culminará con el Toll de la Parra.

 

    

Y aunque a lo largo de la ruta encontrarás diferentes áreas de picnic donde podrás parar a comer, Las Fuentes del Algar también disponen de zona de barbacoa y camping. Por otro lado, tendrás también a tu alcance una amplia área de juegos infantiles, donde los más pequeños podrán estar entretenidos después de la comida.

Además, un baño en los tolls de las Fuentes del Algar en las primeras horas de la tarde, especialmente en los días más calurosos, pueden convertirse en la mejor terapia, especialmente por esa excelente temperatura a la que se encuentran sus limpias y cristalinas aguas.

 

GUADALEST

No podemos irnos de esta zona sin visitar el maravilloso pueblo de Guadalest, a unos escasos 20 km de las Fuentes del Algar, o a unos 22 km del Camping Santa Clara en Altea. El camino hasta allí está repleto de bosques de pinos, nísperos y almendros que hacen del viaje muy placentero.

Enclavado en el sector septentrional de la Marina Baixa, El Castell de Guadalest  consigue que el turismo de la Costa Blanca se vea atraído por la evocadora estampa de un pueblo que ha sabido mantener, a través del tiempo, los rasgos más típicos de las poblaciones del interior alicantino.

Situado en lo alto de un peñasco a 595 m. de altitud, sus casas encajadas en la roca, dominan un extenso valle, enmarcado por las sierras de Xortà y Serrella al norte y la sierra Aitana al sur.

 

 

El municipio, declarado conjunto histórico-artístico en 1974, está dividido en dos barrios claramente diferenciados: el del castillo, colgado en lo alto de la peña y protegido por la antigua muralla, conserva todo su sabor medieval; y, el del Arrabal, de creación posterior, cuando la población aumentó trasladándose a las faldas de la montaña. Al primero de ellos, se accede por un túnel excavado en la misma roca que sirve de entrada a la población. Encaramado sobre la misma peña, destaca el campanario exento de la iglesia parroquial. A su lado, encontramos los restos de una antigua fortificación conocida como la Alcozaiba, construida por los antiguos pobladores para defender la villa.

En la zona más elevada del pueblo, se conservan los restos del castillo de San José que fue conquistado a los musulmanes por Jaime I y fortificado durante el reinado de Pedro IV. Los terremotos y la Guerra de Sucesión fueron los culpables de su destrucción, aunque en la actualidad quedan en pie varios lienzos de muralla, la cisterna y la torre del homenaje.

 

 

Ascendiendo por la antigua escalinata que nos lleva al barrio antiguo y después de flanquear la entrada, nos encontramos ante la casona señorial de los Orduña, con su escudo en la puerta. A su lado, se alza la iglesia parroquial de la Asunción de la Virgen, construida en el siglo XVIII.

Merece gran interés el recorrido por la calle principal del pueblo, para admirar la arquitectura de sus casas de una sola planta, blancas y luminosas. Al final de esta calle, en la plaza, se encuentra el edificio del Ayuntamiento que antiguamente fue también juzgado y prisión.

El barrio del Arrabal, a los pies del castillo, acoge a los numerosos visitantes que se acercan a conocer este mágico pueblo del interior.

 

 

No olvides que tú también puedes contarnos tu historia o experiencia dejándonos un comentario o enviando un mail a experiencias@campingcararea.com